Superando barreras a través del servicio

Una comunidad es exitosa en la medida que sus miembros toman control de sus vidas y se apoderan de la autogestión. Génesis Rosado Pérez representa lo mejor de la juventud puertorriqueña que estudia y dedica sus horas de ocio a servir con amor y desprendimiento a otros con el propósito de lograr que las personas en su comunidad asuman mayor control de sus vidas a nivel personal, familiar y comunitario.
 
Esta joven de 23 años, oriunda de Corozal y estudiante de educación en la American University of Puerto Rico, visita una o dos veces al mes a jóvenes en la Cárcel Federal y en la Institución de Menores en Guayama para ofrecer apoyo espiritual y servicio religioso. Asimismo, ayuda a su padre Francisco Rosado en la elaboración de talleres de orientación y motivación con el propósito de preparar a estas personas para el momento que salen a la libre comunidad. “Todas las personas cometemos errores por lo cual debemos tener la oportunidad de aprender de los mismos y poder enmendarlos pues es así que crecemos como seres humanos”, comentó Génesis.
 
Por otro lado, preside la Confraternidad de Jóvenes Cristianos de su universidad la cual además de fomentar la espiritualidad cristiana en la juventud, participan en actividades para desarrollar los valores de los niños en las escuelas por medio de dramatizaciones. Génesis comenta que en su infancia ella fue víctima de bullying debido a una condición de salud que desarrolló a los doce años conocida como el síndrome de Gorlin-Goltz y a consecuencia ha recibido 13 cirugías reconstructivas en su rostro. No obstante, en vez de dejarse caer, esta experiencia la ha fortalecido y le ha servido de motivación para orientar y prevenir el acoso en las escuelas, enseñándoles que hay que amar y respetar al prójimo aceptando sus diferencias.
 
 
 
Génesis también es una líder activa de su Iglesia Discípulos de Cristo en Barrio Negro, Corozal, además de pertenecer al coro de la iglesia, participa de actividades de índole filantrópico tales como la recaudación de fondos para costear los gastos de envío de personas sin hogar, con problemas de droga o alcohol, a centros de rehabilitación en los Estados Unidos. Sobre este particular Génesis sostuvo, “enviar las personas a centros de rehabilitación en los Estados Unidos es una estrategia efectiva para evitar que vuelvan a reincidir en el alcoholismo y la drogadicción pues se encuentran en un lugar desconocido con pocas posibilidades para desertar el programa.”
 
Pero su labor no termina ahí, pues Génesis pertenece a la Asociación Unidos Contra la Violencia de Género de la American University de Bayamón. Ella explica que el propósito de la misma es educar y ofrecer orientaciones en las escuelas, instituciones o universidades en torno a la violencia doméstica. Esto lo realizan por medio de mesas informativas, talleres, representaciones artísticas y hasta videos preparados por los miembros de la asociación en los predios de la universidad. “Conozco de cerca a personas que han pasado por este doloroso proceso y entiendo que hay una gran necesidad de educar y orientar a las personas para evitar futuras tragedias”, dijo la joven voluntaria.
 
Sus compañeros de clase, profesores, miembros de su iglesia y familiares son testigos de su incansable labor, de la fuerza de sus actos y de su espíritu compasivo; mientras se destaca como una joven de buen aprovechamiento académico y trabaja en sus horas libres ofreciendo tutorías de español, inglés y matemáticas, sirviendo así como guía de luz e inspiración a otros jóvenes.
 
En cuanto a la labor que esta joven realiza el Dr. José Ramírez, director del Departamento de Educación y Tecnología de la American University al cual ella pertenece comenta con orgullo, “la dedicación y el esmero con los cuales Génesis ayuda a sus prójimos la hacen un modelo a emular. Ella es un ejemplo de lo que es un educador apasionado por su vocación y con un compromiso genuino con la sociedad”.
 
A través de su encomiable labor Génesis ha demostrado que es una persona con increíbles dotes de servicio pues ha tocado muchas vidas, muchos corazones y recuerda a todos con su afán de servicio que la vida es extraordinaria, que podemos ser mejores personas y que es maravilloso dar.
 
 
 
Información tomada de n-punto.com. Puede ver la noticia AQUÍ.